Atrás
menú
Inicio / Servicios y Unidades /

Liposucción

Liposucción

Mejora tu silueta reduciendo tu contorno corporal.

Imagen foto_00000002

Los Servicios Estéticos de Clínica Reñaca están especialmente recomendados para aquellas personas que deseen mejorar su imagen cuidando ante todo de su salud.

Liposucción
La liposucción es una técnica de cirugía estética que se emplea para eliminar cúmulos grasos localizados mediante un sistema médico de aspiración. La operación consiste en la utilización de un pequeño tubo de acero inoxidable, llamado cánula, el cual está conectado a una bomba de succión que absorberá la grasa a través de pequeñas incisiones que el cirujano realizará en la piel.
Para introducirlas sólo se requieren unas incisiones mínimas, por lo que las posibles cicatrices serán prácticamente imperceptibles. Generalmente, la liposucción se realiza con anestesia local y sedación, aunque puede variar según sean las características propias de cada paciente y del área a tratar.
Esta operación suele tener una duración aproximada de entre 1 a 2 horas. Una vez realizada la operación, se coloca una prenda compresiva que ayudará a la piel a ajustarse a su nuevo contorno corporal, que deberá llevarse durante unas 4 semanas. Es normal que aparezcan hematomas e inflamación en la zona intervenida que irán desapareciendo paulatinamente. Los masajes de drenaje linfático ayudarán a una completa recuperación después de la liposucción.

A quién va dirigido
El mejor candidato para una liposucción es una persona con un peso no superior al 30% de su peso ideal, con buena salud, piel elástica, buen tono muscular y que sufre de un exceso de grasa localizado en alguna zona de su cuerpo y que no responden a la dieta o el ejercicio.
Es importante saber que la liposucción no es un tratamiento de la obesidad, sino que está destinada únicamente a corregir aquellas regiones corporales concretas que presentan cúmulos grasos localizados. Mediante esta técnica se puede extraer grasa de distintas partes del cuerpo. En las mujeres es más frecuente intervenir zonas como caderas y muslos, mientras que en los hombres son el abdomen, flancos y papada las áreas más tratadas.
La liposucción no es aconsejable para personas con un sistema inmune debilitado, diabetes, problemas del corazón o las arterias.

Resultados
Los resultados serán visibles según vayan pasando los meses, ya que la pérdida de volumen y la remodelación de la piel se van produciendo de manera continua y progresiva, consiguiendo una mejoría notable de la línea corporal y una silueta más armónica. Habitualmente el paciente puede reincorporarse a su actividad diaria en unos días.
El objetivo de la liposucción es eliminar el exceso de depósitos de grasa, mejorar el contorno del cuerpo y la proporción y, en última instancia, mejorar su propia imagen. Como ocurre con todas las cirugías estéticas, el éxito de una liposucción dependerá de una serie de factores individuales, tales como la edad, la elasticidad de la piel, el peso y la salud del paciente en general.

Agenda tu hora con nuestros médicos especialistas en cirugía plástica y reconstructiva en nuestro Centro de Especialidades Médicas AQUÍ