Atrás
menú

Cuándo debo acudir a urgencias

Explora los desafíos de salud del verano y aprende cuándo es necesario buscar atención médica de urgencia.

Cuando debo acudir a urgencias

El verano trae consigo días soleados, actividades al aire libre y momentos de diversión. Pero, también puede presentar desafíos específicos para la salud. A medida que disfrutamos de la temporada, es crucial estar al tanto de los problemas comunes que pueden surgir y saber cuándo es necesario buscar atención médica de urgencia.
En Clínica Bupa Reñaca el servicio de Urgencias cuenta con equipo de médicos especializados que nos entregaron una serie de afecciones comunes, para que sepas cuándo asistir a urgencias en caso de que sea necesario. ¿Cuándo debo acudir a urgencias? Navegando los desafíos comunes del verano.

¿Cuáles son las afecciones más comunes en el verano?

Aunque la época de verano y de vacaciones es para poder disfrutar y despejarse, muchas veces aparecen distintos malestares que impiden este descanso. Por lo mismo, es fundamental conocer cuáles son los principales desafíos de salud y cuándo acudir a urgencias.

Golpe de calor

Las altas temperaturas durante esta época estival pueden generar malestares, desde mareos hasta confusión. Por lo mismo, es importante reconocer los síntomas de un golpe de calor para poder acudir a urgencias en cuanto sea necesario.

Dolor de cabeza Calambres Náuseas o vómitos Agotamiento
Con el calor, aumenta la temperatura física, lo que puede resultar en palpitaciones, mareos y dolor en el cuello. En zonas como pantorrillas y muslos, se pueden producir contracciones dolorosas de los músculos. Los mareos ocasionados por la subida de temperatura en el cuerpo, pueden producir náuseas y vómitos en algunas personas. Se puede producir una sensación de cansancio extremo, lo cual también es una señal de las altas temperaturas en el cuerpo.

Ante este o algún otro síntoma de calor extremo, la recomendación de los especialistas Clínica Bupa Reñaca, siempre es acudir a urgencias.

Picadura de un insecto

Con el calor y las elevadas temperaturas, la proliferación de algunos insectos producen muchas picaduras que pueden infectarse o presentar molestias en tu cuerpo. Desde zancudos a pulgas y abejas, son diferentes los síntomas que se pueden presentar.

Picadura de abeja Arañas Mosquitos
Aunque no seas alérgico, las picaduras de abejas y avispas igual generan malestar. Si se presentan síntomas como ardor y enrojecimiento, se recomienda aplicar hielo en la zona y no tocarla. Si los síntomas empeoran, con mucha hinchazón duradera, y malestar general, la recomendación es acudir al médico Estas mordeduras generan enriquecimiento, ardor e hinchazón. Para esto, se debe aplicar hielo y algún analgésico desinflamatorio.

Pero en caso de ser una araña de rincón o viuda negra, se debe acudir inmediatamente a urgencias, debido a que son venenosas.

Estas picaduras son las más comunes y generan bastante malestar debido a la picazón y ardor que producen.

Aunque generen molestias, estas picaduras no suelen necesitar asistencia médica, ya que los síntomas desaparecen en unas horas, pudiendo mantenerse la picazón.

Alergia estacional

Las alergias estacionales se caracterizan por síntomas molestos que afectan principalmente la nariz, los ojos y la piel. Estos síntomas incluyen:

  1. Picor en la piel
  2. Goteo nasal
  3. Estornudos
  4. Picor y ojos llorosos e inyectados en sangre en algunas ocasiones.

En el verano, estas alergias igual existen y algunas pueden desencadenar en otras afecciones más serias como sinusitis o rinitis alérgica.

En caso de presentar malestares como: cefaleas, mareos, malestar corporal o dolor de garganta, se recomienda asistir a urgencias, debido a la posibilidad de padecer alguna afección que necesita medicamentos con receta.

En Clínica Bupa Reñaca te cuidamos siempre

El sistema de urgencias en Clínica Bupa Reñaca funciona todos los días para poder cuidar tu salud y de las personas que más quieres.

En caso de sufrir cualquier accidente o malestar, la recomendación de los especialistas siempre es acudir a urgencias o a una consulta. Disfruta de tus vacaciones de una manera óptima y mantén tu salud al día.