Atrás
menú

La llegada de un recién nacido a la familia es un hito muy importante en la vida de quienes la componen. Puede producir fuertes emociones y cambios en la estructura del hogar. Es absolutamente normal que estos sentimientos no sean solo positivos o alegres y que puedan prevalecer ciertas ansiedades o miedos en torno a la crianza y las responsabilidades que se acercan.

Es importante poder diferenciar estas fuertes emociones de una depresión post parto. En Bupa Reñaca contamos con los más altos niveles de atención psicológica para que puedas llevar este proceso de la mejor manera.

La mayoría de las madres experimentan muchos cambios luego del nacimiento del bebé. En general, los síntomas incluyen cambios en el estado de ánimo, episodios de llanto, ansiedad y dificultad para dormir. Estas dificultades pueden volverse más graves y profundas desencadenando en lo que se conoce como depresión post parto.

La depresión o estrés post parto no deben vivirse con culpa o verse como una debilidad o defecto. Es normal y es parte de un largo proceso. Si tienes depresión post parto o estás en medio de un embarazo y te gustaría cuidarte ante esta posibilidad, un tratamiento psicológico puede ser de gran ayuda para superar este tipo de síntomas.

Depresión post parto: síntomas y alertas relevantes

  • Estado de ánimo deprimido o cambios de humor graves
  • Llanto excesivo
  • Dificultad para relacionarse con el bebé
  • Aislarse de familiares y amigos
  • Pérdida del apetito o comer mucho más de lo habitual
  • Incapacidad para dormir (insomnio) o dormir demasiado
  • Fatiga abrumadora o pérdida de energía
  • Interés y placer reducidos en las actividades que solías disfrutar
  • Irritabilidad y enojo intensos
  • Miedo a no ser una buena madre
  • Desesperanza
  • Sentimientos de inutilidad, vergüenza, culpa o insuficiencia
  • Disminución de la capacidad de pensar con claridad, concentrarse
    o tomar decisiones
  • Inquietud
  • Ansiedad grave y ataques de pánico
  • Pensamientos acerca de lastimarte a ti misma o al bebé
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio

Los signos y síntomas de la depresión posparto varían y pueden oscilar entre leves y graves. Pueden durar un par de días a una o dos semanas e incluso extenderse más. Por eso, es fundamental ver a un profesional para analizar tu caso y realizar un tratamiento adecuado. Si no se trata a tiempo, la depresión posparto puede durar meses o incluso más.

¿Cuándo debo consultar a un médico?

Es importante que llames a tu médico lo antes posible si es que los síntomas de la depresión no desaparecen después de dos semanas y empeoran cada vez más. Si te está costando cuidar a tu bebé o has tenido pensamientos muy negativos es fundamental buscar ayuda.

Reserva hora
Reñaca

Causas más recurrentes

No hay una causa evidente o única y cada caso es diferente, pero los cambios hormonales pueden contribuir a que este tipo de padecimiento se desarrolle. También hay otros factores que pueden incidir en la depresión postparto, como por ejemplo:

Además, si duermes poco y te sientes abrumada por el bebé, tus niveles de ansiedad pueden subir y que incluso llegues a dudar de tu capacidad para brindar los cuidados necesarios al recién nacido. Puedes sentirte menos atractiva, enfrentar tu sentido de identidad o sentir que has perdido el control de tu vida. Cualquiera de estos problemas pueden contribuir a la depresión posparto.

Es importante que sepas que mientras más rápido se detecta, más rápido puede iniciarse el tratamiento farmacológico y psicoterapéutico.

Reserva una hora con nosotros y recibe la mejor atención. En Clínica BUPA Reñaca contamos con profesionales capacitados en los que puedes confiar en este importante momento.

Recuerda que cumplimos con los más altos estándares de seguridad establecidos por el Ministerio de Salud, para que puedas asistir tranquila a nuestra clínica. También, puedes acceder a nuestras videoconsultas para protegerte a ti y a toda tu familia.

Reserva una hora