Atrás
menú

Cardiología

Hipertensión: cuáles son sus síntomas y tratamiento

Explora cómo la hipertensión afecta tu salud y cuáles son sus síntomas. Con cambios en el estilo de vida y el tratamiento adecuado, mantén tus niveles controlados.

hipertension | clinica bupa reñaca

La hipertensión es una enfermedad silenciosa que aparenta no tener síntomas. Su detección temprana con visitas periódicas al médico y cambios en tu estilo de vida, podrán mantener tus niveles controlados.

Según la Organización Panamericana de la Salud, en Chile la hipertensión presenta una prevalencia del 27% en la población nacional, siendo uno de los factores de riesgo más importantes para las enfermedades cardiovasculares, patologías con mayor causa de fallecimientos en el territorio.

Es importante que comprendas qué es la hipertensión, también llamada presión arterial alta, cómo afecta en tu cuerpo y de qué forma es posible abordarla para tener un mejor pronóstico.

¿Qué es la hipertensión?

Esta es una condición médica que afecta a millones de personas en el mundo. Se caracteriza por una presión arterial persistentemente elevada en las arterias, sobre los 130/80 mmHg, lo que ejerce una carga adicional sobre el corazón y los vasos sanguíneos.

La presión arterial es la fuerza que ejerce el miocardio para desplazar la sangre a través de tus arterias y que este flujo llegue a todo el organismo. Cuando esta se encuentra normal, sus valores serán de 120 la sistólica y 80 de diastólica.

Puedes revisar los rangos normales de la presión arterial en este artículo.

¿Qué causa la hipertensión?

La presión arterial alta puede tener un origen multifactorial, entre las causas más comunes está el mantener un estilo de vida poco saludable, factores genéticos, la edad y ciertas condiciones médicas preexistentes.

Vida poco saludable

Dentro de los hábitos perjudiciales se encuentran la falta de ejercicio regular, una dieta rica en sodio y grasas saturadas, el consumo excesivo de alcohol y el tabaquismo. Acciones que solo aumentan tus posibilidades de riesgo de desarrollar hipertensión.

Factores genéticos

Si en tu familia hay personas hipertensas debes tener mayor preocupación frente a tus niveles de presión, puesto que esta es una enfermedad hereditaria.

En definitiva, existe una alta predisposición genética para padecer esta enfermedad.

La edad

La mayoría de las veces se asocia la hipertensión con las personas de edad avanzada, aun cuando también se puede presentar en niños.

Sin embargo, sí es cierto que a medida que envejecemos, también aumenta la probabilidad de desarrollar presión alta debido al incremento de la rigidez de las arterias, cambios renales y hormonales.

Preexistencias

Además, ciertas condiciones médicas que mantengas con anterioridad podrán aumentar las posibilidades de presentar hipertensión.

Algunas de estas patologías son la obesidad, diabetes, el colesterol alto y los trastornos renales, pueden contribuir al desarrollo de la hipertensión.

¿Qué síntomas tiene la hipertensión?

Conocida como el “asesino silencioso”, por la no presencia de síntomas aparentemente visibles, la hipertensión tiene una serie de signos y síntomas que pueden indicar su padecimiento:

  • Dolores de cabeza persistentes.
  • Mareos.
  • Dificultad para respirar.
  • Palpitaciones cardíacas.
  • Visión borrosa.

Es importante que tengas en cuenta que estos síntomas no son exclusivos de la hipertensión y pueden estar relacionados con otras enfermedades.

Allí radica la importancia de efectuar controles médicos frecuentes con nuestros especialistas de Clínica Bupa Reñaca, quienes podrán evaluar los factores que están afectando tu salud e iniciar un tratamiento si es necesario.

¿Cómo se trata la presión alta?

Para la hipertensión, el médico se enfoca en controlar la presión arterial y reducir el riesgo de otras complicaciones.

En este sentido, la primera recomendación del facultativo será que efectúes cambios en el estilo de vida que llevas hasta el momento.

Entre las acciones inmediatas está adoptar una dieta saludable, baja en sodio y grasas saturadas, aumentar la actividad física regular, mantener un peso saludable y limitar el consumo de alcohol.

Por otro lado, dependiendo del caso, el médico podrá recetar medicamentos antihipertensivos para controlar la presión arterial alta. Este tratamiento farmacológico es personalizado y supervisado por un profesional de la salud, recuerda que la automedicación trae más peligros para tu salud.

Autocuidado y prevención

Adoptar estilos de vida saludables desde temprana edad es fundamental para conseguir un bienestar integral de nuestro organismo.

La práctica frecuente de actividad física, dietas equilibradas con bajo contenido de sodio y grasas saturadas, además de visitas frecuentes con tu médico te darán la tranquilidad de mantener una buena salud y poder seguir disfrutando junto a tu familia y amigos.