Atrás
menú

Sindrome de Charles Bonnet

Imagen foto_00000002

Junto al aumento de la esperanza de vida, surgen nuevas patologías que afectan a las personas de la tercera edad. Producto de eso, son los problemas a la vista que aparecen con el tiempo. Uno de los que menos se sabe es sobre el Síndrome de Charles Bonnet (SCB), el cual produce alucinaciones visuales.

En Clínica Reñaca queremos que aprendas a identificarlo y saber qué hacer cuando esto sucede. De este modo, podemos ayudar a alguien que necesite asistencia médica y mejorar su calidad de vida.

Se entiende por el Síndrome de Charles Bonnet el cuadro clínico caracterizado por la aparición de alucinaciones visuales en pacientes ancianos cognitivamente sanos, pero que tengan pérdida visual, ya sea parcial o severa.

Cuando las personas tienen déficit visual debido a enfermedades oftalmológicas, el sistema visual no procesa nuevas imágenes. Esto produce que el cerebro, al no recibir información visual proveniente de los ojos, llene ese vacío con imágenes y recuerdos, dando paso a la producción de alucinaciones visuales simples o complejas.

El síndrome de Charles Bonnet ha sido encontrado en casos de:

  • Degeneración macular.
  • Oclusión de la arteria central de la retina.
  • Degeneración macular asociada a la edad.
  • Glaucoma.
  • Cataratas.

El principal síntoma del SCB es tener alucinaciones visuales y surgen en su mayoría al despertar. Sin embargo, también pueden experimentar alucinaciones auditivas, las cuales se pueden manifestar en sonidos o ruidos.

Lo que visualice irá variando de persona en persona, sin embargo, lo más común incluye imágenes como:

  • patrones repetitivos de líneas, puntos u otras figuras geométricas;
  • paisajes
  • personas, animales o insectos
  • criaturas imaginarias.

Las alucinaciones visuales, complejas o simples, se pueden mover o permanecer inmóviles, pueden verse en color o en blanco y negro. También, la duración de estas alucinaciones puede ser desde segundos hasta horas.

La diferencia entre las alucinaciones psicóticas y las que produce el Síndrome de Bonnet es que en estas últimas los pacientes no sufren necesariamente un deterioro de sus funciones cognitivas y son conscientes de que sus visiones son irreales.

Es común que el SCB también sea confundido con las alucinaciones propias del trastorno del sueño, como lo son las alucinaciones hipnagógicas, las cuales pueden experimentarse en la etapa entre la vigilia y el sueño, y las alucinaciones hipnopómpicas, producidas al momento previo de despertar.

Sin embargo, al igual que el Síndrome de Charles Bonnet, estas son experimentadas por personas que no presentan daño cerebral.

 

A pesar de que los profesionales del área no cuentan con pruebas especiales para saber si un paciente padece de este síndrome, sí puede realizar exámenes para descartar la presencia de algún daño cognitivo y orígenes de las alucinaciones visuales.

Se pueden descartar otros orígenes de las alucinaciones visuales, como por ejemplo:

  • problemas de salud mental.
  • otras alteraciones neurológicas
  • saber si toma ciertos medicamentos.

 El paciente también debe realizarse exámenes que permitan determinar el estado oftalmológico en el que se encuentra y verificar si sufre de alguna patología que pueda causar la aparición de este síndrome.

En Clínica Reñaca puedes agendar por nuestra página web horas médicas en Oftalmología y Salud Mental para consultar con especialistas sobre tus síntomas y realizarte exámenes rutinarios.