Atrás
menú

La vasectomía es un procedimiento que cada vez se hace más popular como método anticonceptivo masculino. Sin embargo, existen muchos mitos que la rodean. Por eso, el doctor Luis Vallejo, urólogo de Clínica BUPA Reñaca, cuenta en qué consiste este procedimiento y cuáles son sus principales beneficios.

¿De qué se trata esta intervención?

La vasectomía es un método de control de natalidad masculino que consiste en cortar la provisión de espermatozoides al semen. Este es un método anticonceptivo para hombres, seguro y eficaz para aquellos que no quieran tener hijos.

Esta operación permite que las mujeres no tengan que ingerir anticonceptivos femeninos, pues las píldoras anticonceptivas tienen efectos secundarios que pueden afectar al organismo, por lo que si se decide en pareja no tener hijos, esta solución será mucho más favorable.

La vasectomía es reversible, pero se tiene que tener seguridad al momento de realizarla, ya que se le debe considerar un método de control permanente. Es importante mencionar que este procedimiento no ofrece protección frente a las enfermedades de transmisión sexual.

Los riesgos de una vasectomía

Aunque es reversible la vasectomía, la tasa de éxito no alcanza una certeza absoluta. Es por esto que es sumamente importante que cuando tomes la decisión de someterte a la operación, tengas plena seguridad y que sea una libre elección.

Además, la cirugía de reversión es más complicada que la misma anticoncepción masculina, es más costosa y debe realizarse antes de los 10 años de la realización de la vasectomía. Para que sea efectiva, la reversión requiere de una microcirugía y personal altamente entrenado.

En la mayoría de los casos la vasectomía no provoca efectos secundarios y son poco frecuentes las complicaciones graves.

Mitos infundados

Hay muchas mentiras respecto a la vasectomía, los hombres muchas veces temen realizarse este procedimiento. Pero en la mayoría de los casos son situaciones infundadas.

Vasectomia

La vasectomía:

Reserva una hora