Click acá para ir directamente al contenido

Cuidados ante la fragata portuguesa

La Physalia physalis, también conocida como fragata portuguesa, fue catalogada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de las especies más peligrosas del planeta.

La fragata portuguesa tiene apariencia de medusa, pero realmente es un hidrozoo flotante que pertenece a una colonia formada por 4 tipos de individuos: gonozoides, gastrozoides, neumatóforos y dactilozoides.

Esta falsa medusa ha comenzado a aparecer por las costas del Océano Pacífico debido a las alteraciones meteorológicas, como por ejemplo el fenómeno del niño.

Ante la presencia de la fragata portuguesa en Chile

Como mencionamos anteriormente, la fragata suele ser sumamente peligrosa, por lo que es importante que sigas estas recomendaciones:

  • No te acerques al mar: para prevenir una posible picadura, procura no bañarte ni realizar actividades dentro del agua.
  • Por nada del mundo toques a la fragata portuguesa: recuerda que son extremadamente tóxicas, incluso cuando están muertas.
  • Utiliza ropa y zapatos cómodos para caminar por la arena, para así evitar un posible contacto.

Mientras menos te expongas a la presencia de la fragata portuguesa, más protegido estarás.

La fragata portuguesa y su picadura

Una picadura de esta falsa medusa puede provocar síntomas como:

  • Dolor intenso, como si fuese una quemadura
  • Erupciones o urticaria
  • Vómitos
  • Calambres
  • Espasmos.
¿Qué hago si me pica la fragata portuguesa?

Es importante que si fuiste víctima de la picadura de la fragata, sigas las siguientes recomendaciones:

  • Lavar inmediatamente la zona afectada con vinagre sin diluir o agua de mar. No debes aplicar orina, alcohol ni agua dulce.
  • Luego de lavar la zona, remover los restos de tentáculos de la piel. Es importante que para este paso utilices guantes y pinzas.
  • Calmar el dolor intenso con agua caliente. Te recomendamos bañarte usando una ducha teléfono durante 20 minutos para relajar la zona afectada.

Estas recomendaciones deben aplicarse lo más pronto posible para proteger la salud del paciente. En caso de que los síntomas se agraven, es importante asistir al centro de salud más cercano.