Click acá para ir directamente al contenido

Alimentación y embarazo

Tu embarazo mes a mes.

Imagen foto_00000003

¿Cómo debes alimentarte?

Es importante consumir una dieta equilibrada y completa, rica en proteínas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y fibras.
Se debe disminuir el consumo de pan blanco, dulces, bebidas gaseosas, té y café.
Es importante aumentar el consumo de agua, lo que será beneficioso para mantener un buen tránsito intestinal y una buena hidratación general.
Además de cuidar tu alimentación, tu ginecólogo te recetará suplementos vitamínicos y de minerales, fundamentales para cubrir las necesidades de sustancias esenciales incrementadas durante todo el embarazo.
Evita el uso de medicamentos que no han sido estrictamente indicados por tu médico tratante.
Está demostrado que el consumo de alcohol es muy perjudicial para el desarrollo del futuro bebé.
Las consecuencias del tabaquismo son muy serias. Los hijos de madres fumadoras nacen con menos peso y son más propensos a sufrir trastornos respiratorios crónicos.

Sugerencias de la dieta en el embarazo

  • Vitaminas: Come diferentes clases de alimentos todos los días. Ya que es difícil obtener la cantidad de ácido fólico recomendado sólo por medio de la alimentación, puede ser necesario recibir suplementos.
  • Sal: tu organismo necesita cierta cantidad de sal cuando estás embarazada. La sal debe emplearse con moderación.
  • Comidas: Come tres comidas todos los días. Si tienes acidez o refliuo o te molesta el estómago, haz de cuatro a seis comidas con cantidades más pequeñas en el día.
  • Snacks: El queso, el yoghourt, la fruta y las verduras son bocados saludables. Evita dulces, pasteles o bebidas azucaradas.
  • Agua: Al estar embarazada tu organismo necesita muchos líquidos. Toma de seis a ocho vasos de líquidos todos los días.
  • Cafeína: La cafeína se encuentra en el té, en el café, en las bebidas gaseosas y en el chocolate. Debe consumirse con moderación.