Click acá para ir directamente al contenido

¿Molestias durante el embarazo?

Tu embarazo mes a mes.

Imagen foto_00000002

¿Cuáles son las molestias más usuales durante el embarazo?

Náuseas y vómitos:
Se producen por los cambios hormonales propios del embarazo, el aumento de la sensibilidad del sentido del olfato y el exceso de ácidos en el estómago. Es habitual que vayan acompañadas por intolerancia y aversión a ciertos alimentos, así como repulsión a algunos olores que aumentan la sensación de malestar.
Las náuseas pueden aparecer en cualquier momento del día, aunque son más habituales durante la mañana. En algunas mujeres incluso persisten durante todo el embarazo. Hay pacientes que nunca las experimentan. Para sobrellevarlas, privilegia comer frecuente y en pequeñas cantidades, prefiere los carbohidratos y proteínas. Evita los alimentos grasos, las frituras y el café.

Hinchazón y sensibilidad en los senos:
Desde que se inicia el embarazo, los senos empiezan a prepararse para la lactancia. Los elevados niveles de hormonas hacen que aumenten su tamaño y estén más sensibles. La aréola, el área pigmentada que rodea al pezón, también adquiere una coloración más oscura. Puede que por el mayor volumen de los pechos sea necesario que ajustes la talla de tu ropa interior, prefiriendo tela de algodón.

Cansancio y sueño:
En el embarazo, el cuerpo de la mujer está experimentando cambios físicos y funcionales: aumenta el volumen sanguíneo, el corazón y otros órganos trabajan más de lo habitual para favorecer el desarrollo y el crecimiento del feto, por lo que es normal que haya un mayor consumo de energía. Por eso, es importante que durante las noches duermas al menos 8 horas y si en el día tienes la posibilidad de reposar o disfrutar de una siesta, lo hagas.

Cambios emocionales:
Muchas mujeres durante el embarazo presentan cambios emocionales, estados semejantes a los del ciclo pre-menstrual, destacando la irritabilidad, cambios fáciles de humor, tendencia al llanto. También aparecen dudas y temores a la nueva vivencia.

En menor o mayor medida la gran mayoría de las embarazadas padecen las molestias provocadas por los cambios que ocurren en su organismo.
Durante las primeras semanas de embarazo, éstas suelen ser más intensas debido a los grandes cambios hormonales que está sufriendo la mujer. A partir del cuarto mes, el cuerpo se va adaptando a la nueva situación y la mayoría de las molestias disminuyen o desaparecen.